La Revista del Implante Coclear. Editada por la Federación AICE

La nueva moda del apartheid cultural

Nos hemos dado cuenta de que actualmente se están "colgando" en las redes sociales muchos vídeos que in- corporan el subtitulado y la lengua de signos española (o catalana en su zona de influencia), para que la información sea accesible a las personas sordas y sordociegas, pero -CURIOSAMENTE- se omite el audio. Debemos tener presente que hay muchas personas sordas (en nuestro colectivo, mayoritariamente) que se apoyan en los subtítulos pero basándose en la discriminación auditiva. Recordemos la cantidad de veces que al hablar de accesibilidad a la información y a la comunicación hemos comentado el tema de la SINCRONIZACIÓN del audio con el subtítulo para no distorsionar el mensaje.

Entendemos que la comunidad sorda signante diga "Así sí", "Ahora sí es inclusivo", cuando hay lenguaje de signos, pero no podemos olvidar que las personas que usan ayudas auditivas (audífonos e implantes cocleares) que sin ellas, siguen siendo sordas, tienen sus necesidades comunicativas específicas. Decir que los oyentes o las personas sordas con ayudas auditivas ya tienen el subtitulado, es una aberración y un fraccionamiento de los mensajes totalmente inaceptable.

De la manera que se está visibilizando el tema, ante la sociedad, los políticos y los medios de comunicación, de nuevo es que solo hay que tener en cuenta la opinión de los “SORDOS”, que son los sord@s del colectivo signante. Y eso es falso. Las personas sordas son un colectivo amplio y versátil y la sordera no puede ser abanderada solo por una parte de la misma.

¿Los sordos que oyen no son suficientemente “buenos”?, ¿suficientemente sordos para considerar sus necesidades?, ¿no son de pura “raza” sorda? Los mensajes inclusivos son aquellos que sirven para, presuntamente, todos los sordos, pero ¿no a los sordos que oyen?.¿Tienen que existir mensajes separados? ¿Esto es inclusión? Esto es una barbaridad en que algunos miembros del colectivo sordo signante han caído, y queremos pensar que sin darse cuenta. Lo peor es que algunas administraciones públicas se han apuntado a la nueva moda.

La accesibilidad universal sirve para todos y es a lo que hay que tender. Por todo ello, esperamos que nos demos un toque de atención para que todos nos podamos sentir incluidos.

Estamos luchando por un mundo inclusivo y hacer un viÍdeo sin sonido no solo no cumple esta premisa sino que la ataca directamente creando un apartheid cultural. ¿Mensajes solo para algunos sordos, y no para todos los sordos? ¿Eso es lo que queremos?

Inclusividad significa que todos podamos entender el mis- mo mensaje, en el mismo momento y de la misma fuente. Elaboran mensajes que solo los puedan aprovechar unos cuantos, es exactamente lo contrario por lo que decimos que estamos todos trabajando. Lanzar mensajes concretos separados para colectivos determinados, es lo contrario de lo que significa la inclusividad y esperamos que las organizaciones que hayan podido tener estos lapsus recapaciten y no insistan en repetir la experiencia.

De hecho, lo que pedimos no cuesta ni esfuerzo ni dinero. Es incluir el audio. Además, así personas oyentes y con problemas de visión pueden acceder a los mismos contenidos. Mensaje inclusivo, no es que tenga lengua de signos y subtitulado, sino también sonido.

Revista Integración, revista oficial de la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España, se edita con el soporte del Ministerio de Sanidad y Política Social.
Depósito legal: B-41.931/96. I.S.S.N. 1137-6511
Integración acepta y respeta la diversidad de opiniones, de las cuales son responsables sus autores.
Está autorizada la reproducción de artículos y noticias citando su procedencia y previa notificación a: integracion@implantecoclear.org

Revista Integración

Editada por la Federación AICE

C/ Fernández Duró 24

Telf/fax/Cont. +34 93.331.74.75

08014 Barcelona

Usamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Se han instalado las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de la web. Para leer más acerca de la política de privacidad, vea Política de privacidad.

Acepto las cookies de esta web.
Política de Cookies