La Revista del Implante Coclear. Editada por la Federación AICE

Jack O’Mahony, Presidente de COCHLEAR. Integración núm 27. Julio 2003

Todos sabemos que Cochlear es la empresa que domina mayor cuota del mercado mundial de los implantes cocleares; por ello recibir, en nuestra sede, al Presidente de esta multinacional nos llenó de satisfacción. En su visita se interesó por nuestras realizaciones y los servicios que dábamos a nuestros asociados, así como por la existencia de EURO-CIU. Vino acompañado por su Vicepresidente Mr. Egmont Baumgartner, por nuestro amigo Bernd Hose de la delegación europea de Cochlear y por Javier García de Gaes. Aprovechamos para efectuarle algunas preguntas que nos revelaron importantes aspectos que desconocíamos de esta empresa y otros curiosos como la relación que tuvieron las pelotas de tenis con el implante coclear.

Fotografía del Presidente de Cochlear

Para los lectores de INTEGRACIÓN, ¿cuántos años lleva en Cochlear y qué cargo ocupa en la Compañía?

Llevo tres años y ocupo el cargo de Presidente, a nivel mundial.

¿Cómo se creó Cochlear y cuál es su situación actual?

El origen del IC, como sabéis fueron las investigaciones del profesor Clark en la Universidad de Melbourne. Cuando él encontró el sistema y pudo comprobar que funcionaba en más de una persona, pudo presentar el proyecto a los tres sectores que luego se involucrarían: La Universidad, como centro de investigación, el Gobierno australiano y la industria.
Sin la colaboración de todos el proyecto no hubiera echado a andar. Al juntarse los tres, el Gobierno proveyó un fondo de financiación y una compañía se hizo cargo de la fabricación. Era la compañía Telectronics, la misma que fabricaba marcapasos.
Esta compañía fue comprada más tarde por Pacífic Dunlop, una gran multinacional conocida por su marca deportiva (especialmente pelotas de tenis) y como cadena de alimentación, que hoy ya no existe como tal.
En un momento dado, la compañía Telectronics tuvo problemas con sus marcapasos y Pacífic Dunlop decidió separarse de todas las empresas con tecnología médica, con lo que Cochlear pasó a ser una compañía independiente.
Hace unos 7 años que Cochlear cotiza en Bolsa. Hay unos 45.000 implantados en el mundo con el sistema Cochear y está presente en Europa desde el año 1986. Curiosamente, los implantes de Cochlear llegaron a Europa por primera vez a través de dos Centros Implantadores, que compraban los dispositivos directamente a Australia. Eran los centros de Coimbra, en Portugal y Eskischir, en Turquía. Más tarde, la compañía tuvo contactos con el Profesor Lehnhardt, en Alemania y a partir de aquí nuestra expansión en Europa.

¿Cuánto dedica Cochlear a I+D, tanto en recursos como en personal?

Dedicamos el 15% del total de las ventas a investigación, lo cual es el doble de cualquier compañía. Pensad que lo normal, por ejemplo en la industria farmacéutica está alrededor del 5%. Esto nos da una cifra de inversión en este campo de unos 200 millones de dólares, que hoy creo que equivalen a algo más en euros.
En cuanto al número de personas, casi el 50% de los que trabajan en Cochlear se dedican a la investigación. En total, son 800 personas, de las cuales hay unas 350 en los departamentos de I+D.

Al ser una empresa dedicada exclusivamente al Implante Coclear, significa que -al igual que nosotros- creen en él ¿cómo ve su futuro?

Cierto, casi toda la inversión de nuestra compañía se dedica al IC pero un 5% se reserva a otros campos médicos, sobre todo a tres líneas:

  • estimulación profunda del cerebro (enfermedades que cursan con tumores o Parkinson)
  • Parapléjicos
  • Control de la incontinencia

En cuanto al futuro, lo veo fantástico, aunque debemos dividir el mundo en países desarrollados y países como la Índia o los considerados del 3er mundo. Tenemos que pensar que hay países en que no hay ni siquiera programas de audiología o de rehabilitación, por tanto, no podemos pensar ahí en soluciones como el IC de entrada; tienen muchos otros problemas que resolver antes. En los países en que sí hay programas de detección, de rehabilitación, de formación de profesionales en ORL, audiología o logopedia; es decir, programas muy buenos, sólo un 10% de las personas que lo necesitan, reciben un IC Por tanto, creo que lo más importante es la información.

¿Cree que Asociaciones como la nuestra son útiles? ¿Qué consejo nos daría?

Como os decía hace un momento, creo que falta todavía información. Estoy convencido que vuestro papel de usuarios es básico, no para convencer sino simplemente para explicar que existe esta ayuda técnica, que puede ser una solución a muchos casos de sordera. Vuestro número de visitas a la web lo confirman. El consejo sería hacer campañas de información masivas, para difundir simplemente la existencia del IC y no sólo para la población en general, creo que todavía muchos ORL y muchos pediatras no son conscientes de lo que puede aportar el IC. Las organizaciones como la vuestra deben comunicar sus experiencias reales.

Cochlear ya es una multinacional. Nos sorprendió agradablemente ver en la Expo-92, de Sevilla, que uno de los logros australianos era el IC ¿la empresa continúa siendo australiana?

Sí, la compañía es básicamente australiana. La propiedad la ostentan en un 60% grandes empresas de Australia, entre ellas algunos bancos, otro 20% queda repartido entre empresas más pequeñas y algo menos del 10% son acciones de los propios trabajadores de Cochlear. Menos del 20% son accionistas de fuera de Australia. El capital de la compañía es de 1,5 billones de $ americanos. Comentaros que realmente somos una compañía multinacional, pero entendida desde otra óptica, ya que en el grupo de trabajo que está en Australia, configurado por 270 personas, conviven 67 nacionalidades distintas. Una verdadera torre de Babel.

¿Cuántas empresas considera que deben existir de IC? Uds. ya han recogido los restos -en una muestra de generosidad- de los IC 3M, Ineraid y Laura. ¿Cree que pueden también desaparecer otras marcas de las existentes actualmente? ¿Esto beneficiaría o perjudicaría a Cochlear?

Creo que nunca es bueno un monopolio. Con un monopolio, no tendríamos futuro, la compañía moriría. Nuestro objetivo como empresa no es ganar cuota de mercado, ya tenemos alrededor del 65%, abarcar más sería demasiado. Lo que sí interesa es ampliar el conocimiento de que el IC existe y es una ayuda y diría más, hay que tratar el tema de la salud auditiva en general, dando soluciones distintas para cada caso, con lo que cada cual requiera en su tratamiento.
Probablemente, si entramos en un procedimiento normal, en el sentido de que muchas otras personas se pueden beneficiar de un IC (algunas personas con sordera severa-profunda no saben que están al límite con sus audífonos y se podrían beneficiar de un IC), pueden crecer y permanecer más empresas de IC Esto sería lo deseable a nivel de estabilidad. Lo importante es no olvidar que hay que invertir en I + D. Y también es importante pensar que hay que trabajar conjuntadas todas las empresas. Es contraproducente hablar mal unos de otros (como a veces ha pasado en webs de algunas casas comerciales), hay que seguir con futuros desarrollos y compartir. Este es el futuro: colaborar.
Para entender mejor lo que quiero decir, os pondré dos estadísticas, basadas en que sólo entre un 10 y un 14% de la población que probablemente se beneficiaría de un IC es quien realmente lo tiene.
La 1ª estadística se remite a USA; se calcula que entre 600 y 700 mil personas podrían ser usuarias de IC y sólo lo tienen 11.000.
La 2ª estadística se remite a China. Allí nacen unos 35.000 niños sordos al año. De estos, se calcula que menores de 6 años existen 120.000 niños sordos profundos susceptibles de ser implantados y sólo 1.000 son realmente usuarios.

Si existen más usuarios de IC, ¿sería posible bajar los precios?

Esta es una pregunta interesante, porque el problema es que mucho más barato no se puede hacer por los temas que ya hemos comentado de investigación y desarrollo y aunque disminuyera algo el costo, seguro que seguiría encontrándose caro. Creo que es más efectivo trabajar en la línea de la programación en cuanto a mejorías que pueden también de una manera tangencial abaratar costes indirectos a los usuarios. Me explicaré: Hoy en día, para hacer el mapeo en una programación a un bebé que tenga un año se pueden tardar alrededor de 5 días, ya que hay que atender muchos parámetros, él no puede colaborar y además se cansa; si podemos conseguir investigar para hacer estos mapeos automáticamente con medidas de control y seguridad y sólo hay que dedicarle un día, baja el gasto considerablemente.

Se habla mucho de los IC bilaterales. Si se colocan 2 IC ¿hay que seguir usando dos procesadores?

Seguimos hablando de lo mismo, de investigación y nuevos desarrollos. Atendiendo a que la audición es una vía cruzada, no es nada difícil pensar que con un solo procesador se pueda llegar a complementar la información de dos dispositivos implantados binauralmente. También en esta línea se están buscando nuevas soluciones de todo tipo: rendimiento, gasto de energía, comodidad...

Y una última pregunta, que muchas familias se plantean, ¿para cuándo el dispositivo totalmente implantable?

Desde hace tiempo, las investigaciones van en la línea de que el implante coclear sea no sólo más pequeño, más estético o más funcional, sino que gaste menos energía y este es el reto para el dispositivo totalmente implantable, pero creo que está muy cercano; considero que antes de 5 años se podrá empezar a comercializar.

¿Quiere añadir algo?

Deciros que la investigación médica y tecnológica no para y marcha a pasos agigantados. Estamos trabajando en la línea de la regeneración de células ciliadas, que aunque está lejano, es un campo abierto y, contrariamente a lo que se pueda pensar, va en la misma línea del IC porque si podemos regenerar algunas de estas células, tendremos más puntos de estimulación de los electrodos y esto tiene que aportar mayor rendimiento auditivo en un futuro. También investigamos sustancias para mejorar los interfaces con la biología.
Y, por último, siempre tenemos presente que el IC es una ayuda técnica, un sustituto que no cura la sordera. La curación de la sordera tiene que venir de la mano de esta mayor disponibilidad de células.

Revista Integración, revista oficial de la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España, se edita con el soporte del Ministerio de Sanidad y Política Social.
Depósito legal: B-41.931/96. I.S.S.N. 1137-6511
Integración acepta y respeta la diversidad de opiniones, de las cuales son responsables sus autores.
Está autorizada la reproducción de artículos y noticias citando su procedencia y previa notificación a: integracion@implantecoclear.org

Revista Integración

Editada por la Federación AICE

C/ Fernández Duró 24

Telf/fax/Cont. +34 93.331.74.75

08014 Barcelona