La Revista del Implante Coclear. Editada por la Federación AICE

Dr. David Kemp, descubridor de las otoemisiones acústicas. Integración núm 21.Diciembre 2001

Entrevistamos al Dr. David T. Kemp, del Instituto de Otología de Camngoron. Su nombre, como descubridor de las otomisiones acústicas, que han revolucionado el mundo de la detección precoz, llenándolo de contenido, es conocido mundialmente. Gracias a él, hay un antes y un después en la detección de la sordera y por consiguiente en la paliación de sus consecuencias.
Al facilitar un sistema de valoración precoz, también ha revolucionado el mundo del implante coclear permitiendo implantaciones cada día a más temprana edad. Queremos agradecer a D. Pedro Salesa su asesoramiento y colaboración al hacer de traductor durante la celebración de la presente entrevista.

Profesor, ¿en qué consisten las emisiones otoacústicas?

En el oído interno hay un sistema capaz de enviar sonidos que es en realidad como un implante coclear biológico; es una característica muy especial de los mamíferos y, por tanto, de los humanos, que hace que el sonido vaya al sitio correcto. Las EOA son sonidos débiles generados por el movimiento del tímpano como respuesta a vibraciones interiores de la cóclea.
Hay 2 tipos de sordera: la producida por un mecanismo especializado que en ese caso puede ser detectado por las EOA y podemos saber, de una forma muy fácil, si este mecanismo funciona o no funciona pero, eso no es lo mismo que una sordera profunda.
Después de este mecanismo hay otro sistema más primitivo, que puede provocar otro tipo de sordera y los IC son realmente útiles cuando el primer sistema no funciona y el segundo sí.
Cuando hablo con las personas me aseguro que no confundan estos dos términos.
Antes de considerar un I.C. no es suficiente disponer de la información de que no hay EOA, si no que es importante saber que realmente el sistema primitivo auditivo funciona. Por lo tanto, antes de realizarlo debemos hacer siempre unas EOA.

¿En qué medida son fiables las otoemisiones?

El método ha sido utilizado con miles de niños y no tenemos noticias que haya algún caso serio en que, existiendo, no se haya detectado una hipoacusia. Asimismo, fisiológicamente podría ser posible que hubiera otoemisiones y no hubiera audición, por lo que las otoemisiones acústicas son un indicador muy fiable en cuanto al conocimiento de los problemas de la cóclea. En realidad, es fundamental para después poder aplicar un implante.

¿La prueba es un procedimiento que necesita personal entrenado específicamente? En otras palabras, ¿quién es el profesional que se encarga de llevarlas a cabo?

Empezamos, en el proyecto Rhode Island en EE.UU., utilizando personas llamadas paramédicas; es decir, personas no exclusivamente médicas, personas que no tenían un entrenamiento profesional, que solamente estaban entrenados para realizar ese test. Algunas de las primeras personas que hacían los screening eran padres y madres de niños sordos. Lo importante es que aprendieron bien a manejar al niño y la técnica, pero no eran personas profesionales especializadas.
Actualmente tampoco es, necesariamente, personal especializado; en las maternidades no hay audiólogos, son las enfermeras las que están entrenadas para realizar estas pruebas.

¿En cuántos países se utilizan las EOA?

Hemos instalado actualmente equipos en más de 60-70 países.
Pero los únicos países, de los que yo tengo constancia, que realizan programas con Screening Universal son: Austria, EE.UU. en un 80%, y en Inglaterra, que muy próximamente será el primer país europeo que lo realizará a nivel Universal. Lo que sucede es que las sociedades científicas apoyan estas ideas pero también lo que hace falta es un apoyo financiero de los gobiernos y de las autoridades políticas para llevar a cabo estos programas.
En cada país los responsables de desarrollar estos programas son distintos, en Alemania por ejemplo son las autoridades médicas, y en cambio, en Holanda hay una organización estatal responsable para hacer todos los tipos de screenings. En Escandinavia son los audiólogos los que deben hablar directamente con las autoridades para promover estos programas de screening.

¿Qué situación tenemos en España?

Mi impresión es, que en España, las cosas se están moviendo más rápidamente que en otros países, a nivel de programas de screening. En los últimos cinco años ha habido un progreso importantísimo, en vuestro país, del screening auditivo: Extremadura, Valencia, Navarra, Mallorca, la Rioja y Cantabria con otoemisiones. Con potenciales evocados está Galicia donde hacen screening auditivo pero no con otoemisiones, como en Bélgica. Y que yo tenga constancia donde van a hacerlo muy próximamente es en la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Murcia. Lo más probable es que en unos cuatro años ya lo haga todo el mundo.

¿Cómo se realiza esta prueba?, ¿es dolorosa?, ¿el niño debe estar sedado o dormido?, ¿cuánto tiempo es el habitual para llevarla a cabo?

test se realiza siempre en niños recién nacidos, más pequeños de las 4 semanas. Lo más complejo es poner la sonda en el conducto del bebé en el momento en que el bebé duerme. El test es automático y se hace en 10 segundos.
El principal problema que tenemos es el líquido en el oído medio del niño, éste es uno de los principales handicaps que tenemos cuando el bebé es tan pequeño. Si se ha producido este problema, normalmente se vuelve a repetir el test después de la lactancia, de haber tomado el pecho.
Cuando tiene 6 semanas, a veces, se mueve demasiado, hace demasiado ruido y entonces es un poco más complicado hacer la prueba.
No es bueno hacerlo durante las primeras 48 horas de vida del niño; es decir, es una prueba que desde que nace hasta que no hayan pasado dos días no se recomienda hacerla porque aún tiene líquido amniótico y es necesario esperar a que el niño se estabilice.
En programas experimentales no hemos conocido ningún problema, porque es muy rápido realizar el test y en definitiva si no lo puedes hacer un día lo haces al día siguiente.
Si en el parto todo ha ido bien, el promedio de estancia en la clínica maternal, hoy por hoy, es de 3 días. En otros países te puedes ir a casa después de seis horas como, por ejemplo, en UK, (Inglaterra) y entonces es cuando tenemos el problema para hacer el test porque tienen que volver y no siempre acuden a la cita. También hay un problema, por ejemplo, en Holanda, porque el 60% de los recién nacidos nacen en casa ya que las familias, en los Países Bajos, prefieren el parto natural, en casa.

Entonces, los que nacen en casa, ¿cómo se controlan?

Holanda tiene un sistema de visitadores sanitarios, que visitan en cada casa a las familias interesándose por la salud del niño. Llevan un sistema de otoemisiones acústicas portátil en su maleta; asimismo, también se está entrenando mucho a las matronas.
En Inglaterra, actualmente, hasta que hagan las otoemisiones con screening universal, lo hacen después de 8 meses con sistema de campanillas, con sistema de estimulación visual y auditivo.
Recientemente se celebró, en Barcelona, el Congreso Mundial de Medicina Pre-natal. Se reunieron 4.000 médicos de todo el mundo, fue muy interesante y tuvimos el stand con Autodinamix para dar a conocer, aunque muchos ya lo conocían. Aquí en España, la verdad, es que afortunadamente, quienes tienen mucho interés en el campo del screening son los neonatólogos, incluso más que los otorrinolaringólogos.
Hubo también un Congreso Internacional de Matronas; las comadronas son personas clave en esos temas, porque son las que van a tener contacto con el recién nacido, que ayudan en el parto, que después controlan al niño antes de que se vaya a casa, que pasan por el hospital, que preguntan cómo ha ido todo, un poco su papel es hacer de coordinadoras.
En Inglaterra han pensado que la persona que podría encargarse, más que el ORL, que entraría en acción después -en caso que haya un problema auditivo- es el neonatólogo, el pediatra.

¿Cuál es el coste de la prueba?

El coste más importante es realmente el salario de las personas que hacen el test, el coste laboral, o sea, el coste de personal. En los hospitales donde las madres se van tan pronto a casa, deben mantener un servicio sanitario especializado cada día de la semana, es decir, ha de haber un responsable que se preocupe de este tema. El coste en el Reino Unido, es alrededor de unas 20 libras que pueden ser unas 5.000 pesetas por test realizado, contando todo, personal, equipamiento, etc.
Hacer el test de la fenilcenoturia es diez veces más alto, y en realidad el gobierno español lo hace obligatorio a todos los niños, entonces si el test auditivo es diez veces más barato, ¿qué razón hay para que no se haga el de las EOA?
La explicación que yo le veo es que las autoridades sanitarias creen que hacer el test de la fenilcenoturia y de la bilirrubina son test de los cuales depende la vida; en cambio, de la sordera no te vas a morir; es otra manera de pensar.
Pero lo que sí deben ver las autoridades sanitarias es que lo que quizá se ahorran en Sanidad lo pierden en Educación, porque el ahorro que tienen en sanidad no haciendo screening de audición, después lo pierden porque tienen que dedicar más dinero en otro departamento, en este caso, en el de enseñanza, para disminuir el retraso del lenguaje de estos niños, a quienes no se ha identificado precozmente. Al final siempre la cuestión es económica. El aparato en sí, a un Hospital, le sale por medio millón de pesetas.

Tenemos entendido que Ud. tiene personalmente la patente del invento del aparato, ¿hay algún motivo específico para ello?, ¿es que nadie creyó en su descubrimiento al principio? ¿por qué no está controlada -por ejemplo- por una multinacional?.

Descubrí este sistema y lo ofrecí a las casas comerciales, que lo quisieran fabricar, y ninguna casa comercial en el año 78 creyó en mi proyecto.
Todos me decían que no, que no funcionaría y que no tendría éxito. Entonces mi mujer y yo compramos la patente, con nuestro propio dinero y para ello tuvimos que hipotecar la casa para poder comprarla. Si no hubiera hecho esto, no hubiera podido desarrollar ningún equipo de otoemisiones. La Universidad fue la única institución que me apoyó para poder desarrollar el primer equipo comercial de otoemisiones.
Soy un investigador, un científico, no un hombre de negocios, pero como vi que nadie me lo comercializaba, tuve que desarrollar mi propia empresa para poder fabricar estos equipos. De hecho no me he quedado con el dinero de la patente sino que, en agradecimiento al apoyo que tuve de la Universidad, el dinero que he recibido de la patente, por la producción de estas máquinas, lo he revertido en la Universidad. Mi compañía ha sido la única que ha entregado dinero a la Universidad, las demás compañías, que después han aprovechado estas investigaciones, desarrollando productos de estas características, no han pagado ningún dinero a la Universidad.

¿Hay otras marcas?

Sí, porque la patente ya finalizó en EEUU en el año 2000 y hay otro fabricante de este tipo de maquinaria. Al finalizar la patente, significa que, otras compañías, ya pueden fabricar equipos de otoemisiones.
En realidad, no queríamos hacer la patente, pero fue la Universidad quien nos incitó a hacerla porque la legislación de la propia Universidad lo obliga. Al haber desarrollado las investigaciones con su soporte, se exige que, si después, se comercializan, haya una patente.

Así que, en realidad, los comienzos no fueron fáciles. ¿Cómo reaccionó la comunidad científica ante su descubrimiento?

Después de realizar diversos experimentos, dijeron que mi trabajo no era realmente concluyente para el conocimiento coclear. Que era un paso que había conseguido, pero que no tenía mucha relevancia. La comunidad audiológica, al principio, dijo que lo que había descubierto no tenía ningún valor clínico. En realidad, fue la aplicación que yo promoví para el screening auditivo donde vieron, posteriormente, que tenía interés.
Pienso, que para valorar clínicamente las posibilidades, todavía tiene que pasar un tiempo. Para que podamos valorar, y en esto nos servirá la aplicación clínica que tendrá en el futuro, es que podremos predecir como reaccionará o como se comportará la cóclea después de determinados medicamentos, qué sensibilidad tendrá ante la actuación de agentes externos. Por ejemplo, que una aplicación clínica que podamos trabajar en un futuro, sea la sensibilidad de un individuo al ruido y a los agentes externos o a la edad.

Muchas gracias Doctor por sus explicaciones y por atendernos.

Gracias a vosotros, por la divulgación que efectuáis.

Revista Integración, revista oficial de la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España, se edita con el soporte del Ministerio de Sanidad y Política Social.
Depósito legal: B-41.931/96. I.S.S.N. 1137-6511
Integración acepta y respeta la diversidad de opiniones, de las cuales son responsables sus autores.
Está autorizada la reproducción de artículos y noticias citando su procedencia y previa notificación a: integracion@implantecoclear.org

Revista Integración

Editada por la Federación AICE

C/ Fernández Duró 24, Local

Telf/fax/Cont. +34 93.331.74.75

08014 Barcelona